Visite Hoteles de México
 
Mis Viajes
Mi perfil
Solicitar Factura
 
 
Reservaciones:
MÉXICO: 01 (612) 175 0860
Desde fuera de México: +52 (612) 175 0860
 
 

Hidalgo

Corredor de la Montaña

Debido a que los municipios de esta zona se encuentran rodeados de hermosas montañas, es que se le dio nombre y clasificación a este corredor. El visitante podrá encontrar imponentes haciendas mineras de gran renombre, construidas por el hombre considerado como el más rico del mundo en el siglo XVII: Don Pedro Romero de Terreros, el Conde de Regla. Monumentos históricos, pueblos mágicos, la oportunidad de deleitarse con su gastronomía, y quizá lo más destacable: los cerca de 5,000 kilómetros de túneles mineros distribuidos para recorrerse por la zona, dotan de interés el corredor para el turismo nacional y extranjero.

Dentro de este corredor, usted podrá visitar las siguientes poblaciones:

Mineral del Monte

A 12 km. de Pachuca de Soto se encuentra este bello poblado, bautizado por el gobierno como “Pueblo Mágico”, por el deleite que otorga su vista: lleno de calles empedradas y pequeñas casas techadas de rojo. La actividad más típica del lugar es la minería.

Conocido también como Real del Monte, este poblado cuenta con camionetas adaptadas llamadas “carros turísticos”, en los cuales los interesados pueden hacer un recorrido por el pueblo, pasando algunas construcciones que esperan la visita, como la Parroquia del Señor de Zelontla.

Uno de los lugares obligados de visitar es el Panteón Inglés, en el que descansan los europeos que llegaron a esta tierra en el siglo XIX a explotar la minería, actividad que ha dejado muestras en las minas que en su momento fueron las más importantes del estado: La Rica, La Purísima, Las Dificultades y Dolores.

La Mina de Acosta merece comentario aparte: actualmente es un interesante museo de arquitectura industrial, donde el visitante baja 400 metros bajo tierra, vestido como obrero, contemplando la gran maquinaria de otros tiempos. El Festival de la Plata celebrada en junio en la Plaza del Minero, muestra la importancia de esta actividad, de su historia y su orgullo. Dentro de los eventos distribuidos en varias plazas y callejones, se festeja también el Día del Minero.

Huasca

Huascazayola, que significa “Lugar de Alegría”, es conocida en todo el país como Huasca: lugar pionero en la denominación de “Pueblo Mágico” ahora utilizado por la Secretaría de Turismo, pues su imagen y vida cotidiana virtualmente se detuvo en la primera mitad del siglo XX, convirtiéndose en un verdadero patrimonio cultural.

El municipio guarda el sabor característico de la provincia mexicana. Es difícil explicar su encanto, puede ser que sus casas tienen portales y techos uniformes, a la usanza antigua; los alrededores, donde hermosos lagos y bosques circundan la población; las calles empedradas, donde puede llegarse al mercado de artesanía, uno de los más completos del país, o dónde probar los chinicuiles o escamoles: platillos típicos de Hidalgo.

El mencionado Conde de Regla construyó portentosas haciendas que siguen asombrando a los visitantes, pero la que es considerada la madre de las haciendas, por ser la primera, construida en 1535, es la es Hacienda de San Juan Hueyapan, construida por un sobrino de Hernán Cortés. Aún cuenta con talaveras, caballerizas, establos y capilla. Otras ex haciendas interesantes para el recorrido son la Hacienda de San Miguel Regla y la Hacienda de Santa María Regla.

San Miguel Regla es un ejido cercano que contiene un atractivo visual impresionante: las Peñas del Aire. Se llega por medio de un camino de terracería, hay un punto en que la primera impresión es ver una enorme roca suspendida en el aire, y la barranca a un lado que parecería no tener fin. Sin duda, ideal para deportes extremos o, simplemente, para deleitar la vista, vale la pena tomar el aire puro de sus bosques. Dentro del ejido se encuentra una presa donde pescar trucha arco iris.

Finalmente, Huasca contiene un sitio de fama mundial: los Prismas Basálticos, descubiertos por Humboldt en 1803. Se trata de gigantes columnas que adornan una barranca, donde las aguas de la Presa de San Antonio forman cuatro cascadas sobre las columnas.

Mineral del Chico y el Parque Nacional El Chico

Fundada inicialmente con el nombre de Atotonilco, el pueblo Mineral del Chico, de indudable tradición minera, se encuentra dentro del Parque Nacional del mismo nombre, de manera que su atractivo no sólo reside en lo pintoresco del pueblo, también en la inigualable belleza de sus alrededores y las actividades a las que invita, convirtiéndolo en un destino de gran preferencia.

El poblado puede enamorar a cualquiera con sus casas de adobe o madera, a la usanza de villa rústica, donde puede adquirirse artesanías o comer su variada gastronomía. El templo más representativo es la Parroquia de la Purísima Concepción, reconstruida en 1819, muestra del barroco mexicano.

El Parque Nacional El Chico cobija a la comunidad y se ha vuelto imprescindible en la visita al estado de Hidalgo. Don Porfirio Díaz le otorgó su estatus de reserva en 1898, siendo uno de los primeros parques naturales “formales” de la República. Cuenta con casi 3 mil pletóricas hectáreas de montañas con bosques, donde encontrará instalaciones para acampar, albergues y áreas para practicar alpinismo, caminatas, senderismo, ciclismo de montaña y rappel, o actividades como la pesca, ideal para mantos de agua como la Presa el Cidral o el Río El Milagro.

Dentro de la belleza natural del parque se pueden observar varias elevaciones rocosas entre valles y barrancas, que retan a los más profesionales de la escalada y el rappel; la cumbre más alta y afamada es la Peña del Cuervo, a más de 3 mil msnm. Igualmente pueden observarse especies endémicas, algunas en peligro de extinción, en medio de la espesura de coníferas y oyameles.

Omitlán de Juárez

Este es un poblado ubicado en una de las zonas más verdes de todo el país, por tanto, el mayor atractivo son los lugares naturales y las actividades que pueden realizarse. El pueblo en sí es al viejo estilo, con kiosco y templos religiosos tradicionales, por eso el paisano o extranjero cuando visita el poblado y no puede resistir echarse una vuelta al campo.

Lo más usual es practicar la caminata, ciclismo de montaña o motocross. Algunos de los nombres de los sitios más famosos son la Cascada Bandola, la Peña del Zumate y la Peña Los Ciriales.

Meztitlán

Pueblo enclavado en el fondo de la barranca y vega del mismo nombre, junto a una laguna y de clima excepcionalmente benigno, con rincones muy bellos y pintorescos.

Hace cientos de miles de años, en el pasado geológico de nuestro planeta, un sismo provocó que una montaña de ésta región se partiera en dos. Las rocas cayeron hacia adentro, muy profundo, y las altas e impresionantes paredes de piedra quedaron rodeando un fértil y paradisíaco valle de flores multicolores, ríos, lagunas y un cielo tan claro que permite apreciar por las noches una luna grande y brillante. Los habitantes prehispánicos de este lugar adoraban a la luna y por eso le dieron el nombre de Meztitlán, que significa “Lugar de la Luna”.

A las orillas de la población se encuentran sus mayores atractivos, y es que la naturaleza se muestra en su máximo esplendor de forma irresistible. Las aguas de la Laguna de San Cristóbal, la Laguna de Metztitlán, y la Vega de Meztitlán (Reserva de la Biosfera) son aguas ideales para practicar la pesca, o simplemente recorrer sus áreas, donde se verá una abundante muestra de fauna y flora de finas especies. Como ejemplo: en la Laguna de Meztitlán habita el achequiliche, ave acuática única en su género.

Atotonilco El Grande

El nombre de Atotonilco proviene de la lengua náhuatl que significa "En las aguas termales", que distingue al municipio, ya que cuenta con formidables baños termales especiales para su clima semi-frío. Se localiza a 34 km. al norte de Pachuca accediendo por la carretera 105, encontrándose rodeado de otros interesantes destinos como Actopan, Mineral El Chico y Metzquititlán.

Su templo principal es la Iglesia y ex Convento Agustino que data del siglo XVI, que da la impresión de ser una iglesia-fortaleza; en su interior se conserva una original pintura donde se muestra a San Agustín rodeado de los grandes clásicos griegos y latinos: Sócrates, Platón, Aristóteles, Pitágoras, Séneca y Cicerón. Sin duda, el atractivo principal reside en el Balneario de Aguas Termales Santa Maria Amajac, de tradición prehispánica, a cuyas aguas se le atribuyen propiedades terapéuticas.

Su variada gastronomía es una buena razón para visitar el municipio. En Atotonilco se preparan gusanos de nopal, quintoniles, huitlacoche, barbacoa de carnero, carnitas de cerdo, mole verde y rojo, tamales verdes, rojos y de jitomate; y en sus restaurantes se ofrecen mariscos y platillos regionales. Además se preparan frituras que son elaboradas con piloncillo y pepita de calabaza, nuez y cacahuate, y se elaboran bebidas de tepache, pulque y aguardiente con manzana.

San Agustin Metzquititlán

El nombre de "Metzquititlán" proviene del náhuatl que significa "Lugar de Mezquites". Es un pueblito de la sierra hidalguense situado en una estrecha barranca cubierta por árboles frutales y de ornato, que dan a la población una extraordinaria belleza. Este vergel florido escondido entre nogales se engalana en invierno, cuando sus calles se ven llenas de colorido por el carmín de las nochebuenas y la gran variedad de bugambilias.

Metzquititlán adquirió vida política el 7 de septiembre de 1848 por Decreto del Congreso del Estado de México. Los atractivos turísticos y culturales que pueden conocerse en este bello municipio son la Capilla, Alberca Pública, Santuario del Señor de la Salud, Cueva de La Malinche, Iglesia de San Agustín, Iglesia de San Nicolás Tolentino, Iglesia de Santa Maria Xoxoteco, Presa Arroyo Zarca y la Cascada, Cerro La Mesa, Plaza Constitución, Torre del Reloj y el Palacio Municipal.

Uno de sus principales atractivos es el Parque Acuático San Agustín Metzquititlán, en donde el turista podrá pasar un día lleno de emoción y esparcimiento en sus instalaciones, así como deleitarse con la exquisita comida regional.

 

 

 
Reservaciones:
MÉXICO: 01 (612) 175 0860
Desde fuera de México: +52 (612) 175 0860
 
       
  VisiteHotelesDeMexico.com © 2017
Desarrollado por Internet Power®
Versión 5.0.5.1