Visite Hoteles de México
 
Mis Viajes
Mi perfil
Solicitar Factura
 
 
Reservaciones:
MÉXICO: 01 (612) 175 0860
Desde fuera de México: +52 (612) 175 0860
 
 

Hidalgo

Cocina

El pequeño tamaño territorial de Hidalgo puede ofrecer al visitante variados platillos, dulces y bebidas típicos de Hidalgo, deliciosos y con influencia autóctona de sus indígenas. Ya sea por receta tradicional, o con sofisticadas técnicas culinarias, a continuación se mencionan algunas de las opciones para consentir el paladar, cuando se pasea por la cuna del fútbol mexicano.

Barbacoa

En Pachuca, Actopan, Tulancingo y Mineral de Reforma se acostumbra elaborar barbacoa de carnero, envuelta en maguey y cocida dentro de un hoyo que es un auténtico horno de tierra. El delicioso jugo que suelta la carne es aprovechada para utilizarse como consomé.

Mixtotes

Envuelta en la epidermis de maguey, se cuece a vapor una suculenta carne de pollo, conejo o carnero. Los mixtotes son platillos típicos de Real del Monte, Actopan, Apán y Mineral de la Reforma.

Escamoles

Los escamoles son los huevecillos de una pequeña hormiga roja, que desova de febrero a mayo en galeras construidas con pastura, acomodadas con verdadero ingenio, debajo de las piedras.

Este es uno los platillos más consentidos, de origen prehispánico. Las huevas tienen un rico sabor y 96% de proteínas. Los escamoles, de apariencia similar al arroz en tamaño y forma, se guisan fritos en mantequilla y en tortas capeadas.

El platillo puede encontrarse en Tepeapulco, Santiago de Anaya y Epazoyucan.

Chinicuiles y Meocuiles

Un platillo típico del estado, pero del mismísimo país, lo constituyen los Chinicuiles, un platillo exótico pero verdadero manjar, cuya costumbre es de tradición prehispánica. Los chinicuiles son gusanos rojos  extraídos del maguey, sea de la raíz o de las pencas superiores de las plantas viejas, en la que se hace un corte transversal para encontrar la “bola” de gusanos. También hay los gusanos de maguey de color blanco, los meocuiles. Se localizan en los magueyes pulqueros, cerca de la base de las pencas inferiores.

La extracción de los gusanos requiere destreza, se fabrica un gancho con la orilla de una penca a la que se deja la espina del extremo, con ésta se sujeta la cabeza del gusano y se atrapa. El guiso más común es frito con mantequilla, pero también se hacen tacos aderezados con diferentes salsas o guacamole.

Algunos de los lugares que han convertido a los gusanos rojo y blanco en parte de su costumbre son: Singuilucan, Santiago de Anaya, Tasquillo, Tepeapulco y Mineral de la Reforma.

Zacahuil

Es un tamal de gran tamaño, de carne de cerdo o pavo, envuelto en hojas de árbol de plátano cocido al vapor. Esta delicia es típica de la región huasteca, en poblados como Huejutla, Molango, Calnali y Atlapexco.

Pastes

En el siglo XIX se establecieron los ingleses en Real del Monte y otras poblaciones de Hidalgo. Además del fútbol, el legado europeo aportó este plato tradicional. Originalmente, cuando los ingleses explotaban las minas, los pastes eran cocinados para el almuerzo debido a su facilidad de transportación y degustación; con el tiempo, este bocado europeo se convirtió en popular platillo mexicano.

El paste es un panecillo, a veces hojaldrado, relleno tradicionalmente de carne con papa. Además de Real del Monte, este platillo también se puede encontrar en Mineral del Monte y Pachuca.

Dulces hidalguenses

Para consentir el paladar luego de una rica comida, se recomienda probar la variedad y calidad artesanal de los dulces y postres hechas por manos hidalguenses.

Algunos de los más tradicionales, encontrados en calles y negocios en todo el estado son: los dulces de leche, el acitrón de naranja,  los muéganos de Huasca, las palanquetas de piloncillo con nuez, piñones, pepita o cacahuate, las cocadas, el camote con piloncillo y una variedad de fruta cristalizada. Dolores tiene la fama de los cientos de sabores de helados exóticos, entre

Bebidas tradicionales

Como en buena parte del centro de México, lo más representativo del estado de Hidalgo son: el pulque, el atole, aguardiente de caña, el aguamiel de maguey fermentado y el curado de diferentes frutas. Sin embargo, para uso cotidiano o ritual, conservan tradición otras más.

Algunas de ellas son: el acachul, hecha a base de la fruta del mismo nombre, otras frutillas silvestres y alcohol, que en el caso de Hidalgo, se adereza con vinos de sabores; el achocote es una bebida elaborada a base de piloncillo y maíz; el aguamiel es la savia extraída del maguey, en el caso de este estado, es costumbre agregarle chile y encontrar a sus vendedores ayudados de sus respectivos burritos; y el carnavalito, bebida popularizada en todo el país, es un cóctel de tequila, jugo de naranja y canela.

Quien visite el estado de Hidalgo podrá tener la oportunidad de probar muchos guisos típicos del país, en calles o restaurantes, en bares o cantinas… usted dirá qué quiere probar, la variedad estará a su disposición.

 

 

 
Reservaciones:
MÉXICO: 01 (612) 175 0860
Desde fuera de México: +52 (612) 175 0860
 
       
  VisiteHotelesDeMexico.com © 2017
Desarrollado por Internet Power®
Versión 5.0.5.1